Técnicas de estampación

Tamaño de la impresión

El tamaño de la impresión cotizada en nuestros presupuestos es de máximo un A4 (21x30 cm). Para tamaños superiores consulte con nuestro comerciales.

Estampación serigrafía textil

En primer lugar, se realizan las tareas de pre impresión. Para ello, se separan los colores que tiene el diseño a estampar y se imprime cada uno de ellos en su fotolito correspondiente, ya que cada pantalla llevará un color por separado.
Los fotolitos se fabrican de materiales como por ejemplo las transparencias de poliéster translúcido, y deben imprimirse en color negro muy opaco para impedir que pase por ahí la emulsión que emplearemos para crear los moldes que contendrán el diseño final a estampar. No obstante, se pueden simular grises y tonos medios de negro mediante el uso de tramas en programas específicos de diseño.
Una vez impreso el fotolito, se prepara la pantalla de serigrafía, formada por un bastidor de madera o aluminio y una malla de poliéster sobre la que se coloca la emulsión y se deja secar. Cuando ya está seca, se coloca el fotolito sobre la pantalla y se lleva a la insoladora, donde se le aplica luz. Después, se revela la pantalla echándole agua de forma directa y de esta manera las partes negras del fotolito se separan quedando una máscara por donde pasará la tinta de la estampación. Para cada uno de los colores se utilizará una pantalla diferente.
En segundo lugar, se coloca la pantalla en la máquina, (pulpo de serigrafía) y se aplica sobre ella la tinta. La prenda a estampar se pone debajo de la pantalla y se pasa por encima de la tinta una rascleta que al deslizarse por la pantalla reparte la tinta a partes iguales, de tal forma que ésta pasará a través de la pantalla y quedará en la prenda con la forma del diseño final.
Si se tienen varios colores, se realizará el mismo procedimiento con cada una de las pantallas que contenga el diseño de cada color, hasta tenerlos todos estampados en la misma prenda.
Finalmente, la prenda se introduce en el horno, donde la tinta pasará por un proceso de curado para asegurar su correcta fijación al tejido.
Las ventajas de este proceso residen en que es económico para cantidades medias y largas; con gran resistencia a los lavados y agradable al tacto ya que la tinta queda directamente sobre el tejido. Es adecuado para colores planos que no presenten tonalidades distintas o degradados.
Es una solución económica y duradera, y se puede estampar en cualquier superficie plana o relativamente plana.

 

Impresión digital a todo color (transfer)

Este método es utilizado para imprimir diseños a todo color: fotografías, diseños con degradados, etc. Es muy recomendable para estampar fotografías e idóneo para realizar tiradas cortas, ya que no hay gastos fijos como ocurre con la serigrafía. Por contrapartida, es más caro que otros procesos de estampación.
Mediante este proceso de estampación digital, el diseño se imprime en vinilo blanco o transparente con un plotter de impresión y corte al mismo tiempo. Las tintas que se utilizan son más resistentes a los lavados que las tintas tradicionales.
Para preparar los diseños para este tipo de impresión, es necesario trabajar con programas de diseño vectorial, indicando la zona por la que debe cortar el plotter para poder separar la parte impresa de la parte blanca que sobra.
Cada plotter trabaja con un software especial de impresión, de tal forma que interpreta las líneas de corte que se han indicado previamente. Así, una vez impreso el diseño, el plotter procederá a cortar la plancha de vinilo sin tocar la parte trasera de ésta, de tal manera que se pueda separar el diseño del resto de zona sin imprimir con unas pinzas especiales.
Lo que se obtenga tras eliminar la zona sobrante será el diseño final que se estampará sobre la prenda elegida. Esta estampación se realiza transfiriendo térmicamente el diseño a la superficie de la ropa con una plancha especial. La temperatura y duración del planchado depende del material a estampar, el tipo de vinilo utilizado, y demás factores.

 

Estampación bordada

Este método de estampación proporciona un acabado final elegante, tacto agradable, y es muy resistente a los lavados.
No permite estampar colores PANTONE y tampoco admite diseños demasiado complicados, tales como fotografías y similares. Aunque en la actualidad están disponibles cientos de tonos de hilos para que coincida con la mayoría de colores del logotipo.
Para poder bordar el diseño elegido primero hay que digitalizarlo con un programa especial, ya que las máquinas de bordado no interpretan los archivos en formato de bits (jpg, tif, png, etc) ni tampoco los de formato vectorial (eps, ai, etc).
Este archivo digital es el que indica la información sobre el tipo de puntadas, color de hilo, puntos de perforación y cantidad de material que necesitará la máquina para llevar a cabo el bordado. El proceso de digitalización se realiza sólo una vez, de tal forma que pueda ser utilizado para realizar varios bordados. Esto reduce costes para posteriores trabajos, por lo que es adecuado para tiradas medias y largas.
Según la complejidad del diseño a bordar los costes variarán. Hay que tener en cuenta que los detalles muy finos o pequeños no se apreciarán bien en el resultado final.

El proceso de producción es el siguiente:
Primero se colocan los distintos rollos de hilo correspondientes a cada uno de los colores que llevará el diseño, cada uno en el cabezal que le corresponda. Se programa la máquina configurando los parámetros referidos a secuencia de colores, velocidad, etc.
Se van colocando las prendas una a una en el bastidor, preparándolas para el bordado.
Una vez que la máquina ha realizado el bordado sobre la prenda, se eliminan los puntos sobrantes que se hayan podido acumular durante el proceso de bordado.
Habrá que tener en cuenta que el proceso de bordado de cada tipo de tejido será diferente. Por ejemplo, el tejido de una camiseta no será necesario que lleve puntadas tan fuertes como el tejido vaquero, lana, forro polar, algodón, etc.

 

Estampación personalizada de nombre y número en vinilo de corte

La transferencia térmica con vinilo es muy utilizada para estampar prendas con nombre y número personalizados en cada prenda. Este método no tiene costes fijos, por ello se recomienda desde cantidades pequeñas. Así mismo, no es recomendable estampar sobre costuras, ya que el vinilo puede dar problemas a la hora de fijarse y provocar arrugas en el resultado final.
La estampación en este caso se realiza mediante planchado del vinilo sobre la prenda, de manera que éste queda fijado mediante calor a la superficie del tejido.
El cliente deberá indicar en una lista los nombres y números a estampar, cada uno de ellos con la talla que le corresponda. Es muy importante indicar los nombres sin faltas de ortografía, no olvidándose de los acentos, mayúsculas, etc.
Hay que tener en cuenta que existen tipografías que no contienen caracteres especiales como la ñ, los acentos, determinado tipo de signos, etc, así como algunas que no disponen de caracteres en mayúsculas o minúsculas. Para estos casos recomendamos que se busque otro tipo de letra que sí los incluya.
Los vinilos que utilizamos presentan una excelente resistencia a los lavados y su calidad ha sido comprobada.

 

Transfer Serigráfico

Esta técnica combina los métodos de serigrafía y transfer digital, de tal forma que mediante serigrafía se imprime el diseño en un papel siliconado, y después se estampa el diseño del papel a la tela aplicando calor.
Se pueden realizar repeticiones sin costes fijos, siempre que se disponga de un número suficiente de papel.
Aporta mayor contraste de color al resultado final, en comparación con la serigrafía básica.
Todo ello implica que los costes sean mayores que si se utilizase la serigrafía normal y, además, los plazos de entrega del producto acabado son ligeramente superiores.

muybuenaidea: regalos para empresa

Regalos de Empresa

Visita nuestra tienda online de regalos publicitarios.

 
bananaprint: ropa para peñas

Ropa para peñas

Visita nuestra web de ropa personalizada para peñas